Lo que sigue es darle el tiro de gracia a TV Nuevo León. La zafiedad del Bronco y la apatía del gremio cultural habrán de decidirlo pronto.