El accidente dejó al descubierto la falta de organización del festival, al no contar con ambulancias y revisión de instalaciones para brindar seguridad a los artistas y espectadores.