La Secretaría de Cultura, a través de su Red Nacional de Bibliotecas Públicas, ha diseñado servicios especializados en la atención a personas con discapacidad.