Como parte de un proyecto de descentralización cultural en Francia, hoy el presidente de ese país, François Hollande, inauguró una nueva sucursal del Museo de Louvre, en la ciudad de Lens.

Construido en cristal y aluminio, el museo acoge para su primera exposición obras maestras provenientes del museo parisino, entre ellas “La Libertad guiando al pueblo” (1831) del pintor Eugène Delacroix.

De acuerdo con medios internacionales, la pieza representa el combate de un movimiento obrero que permitió al pueblo de Francia levantarse en armas y poner fin al reinado de Carlos X y que tuvo repercusiones en todo el continente.

En este sentido, el mandatario galo expresó que el cuadro simboliza las luchas obreras y las comparó con las batallas que protagonizaron los mineros de la región en la que se construyó el museo.

Para su apertura al público, el miércoles próximo, el recinto presentará su exposición temporal “Renacimiento. Revoluciones en las artes en Europa, 1400-1530”, compuesta por más de 250 obras repartidas en 13 salas. Aquí los visitantes podrán apreciar la pieza “Santa Ana”, de Léonardo De Vinci.

Aunque el museo no dispondrá de colecciones propias, albergará parte de los fondos permanentes del Louvre de París y montará exposiciones temporales que irán cambiando, a fin de atraer público en más de una ocasión.

En un periodo de cinco años, La Gran Galería del espacio museístico hará una presentación cronológica con las obras maestras del Louvre de París organizada en tres periodos, 70 obras para la Antigüedad, 45 para la Edad Media y 90 para la época moderna, pasando por Egipto y Oriente.

El nuevo Museo de Lovre, destacó Hollande, se ubica en una zona simbólica, se trata de una pequeña ciudad de 35 mil habitantes, víctima de la debacle de la minería del carbón y la desindustrialización.

Agregó que en este lugar el 16 por ciento de la población sufre desempleo, por lo que con la apertura del recinto cultural se espera dar un impulso y aliento a los habitantes del lugar.

Al museo, diseñado por los arquitectos japoneses Ryue Nishizawa y Kazuyo Seija, se espera la recepción de 700 mil visitantes durante su primer año y posteriormente un flujo estable de medio millón de personas, lo cual constituirá una buena fuente de ingresos para la economía de esa comuna.

El costo del nuevo Museo de Louvre en Lens ascendió a 150 millones de euros, equivalente a un aproximado de 195 millones de dólares, y la idea nació en 2003, como parte de la política de descentralización cultural iniciada durante el gobierno del presidente Jacques Chirac (1995-2007).

 

// Notimex