El título de la 11va Bienal de Arquitectura de São Paulo —En Proyecto— pretende discutir el lugar de la arquitectura y el lugar de la Bienal de Arquitectura per se. Sugiere un evento colaborativo, bajo construcción, en proceso. Esta edición —una investigación, un archivo y un set de acciones— se materializa como un Observatorio, una Exhibición y un Programa continuo.

La 11va Bienal tiene el propósito de retar a la arquitectura a la aproximación con otras formas de conocimiento y formas de co-producción de la ciudad que transforman el entendimiento de lo que diseño urbano y planeación pueden ser. La propuesta de la Bienal apunta a la expansión de las acciones del arquitecto hacia la colectividad.

La Bienal busca hablar sobre su territorio. Para esto la Bienal va hacia el territorio, desde el centro a la periferia y de la periferia al centro, sugiriendo un flujo que es tanto complementario como relevante en cuanto a la producción social del espacio. Bajo estos principios se busca reconocer a diferentes agentes basados en sus producciones y resaltar las actitudes de arquitectos que experimentan con nuevas formas de acción, reflexión y prácticas de diseño. A través de su Observatorio, un cuantioso archivo en proceso —que originó en el estudio de la 11va Bienal y fue complementado por cuatro convocatorias— se ha compilado un inventario que revela maneras de representar, mapear, calificar, construir, editar, usar y ocupar la ciudad.

El Observatorio es la base conceptual y material de la exhibición de la Bienal, que se materializa como un archivo copioso en diversos formatos en cada espacio de exhibición, incluyendo audiovisual, ampliación fotográfica, archivos y una serie de colecciones exhibidas en la Biblioteca de la Bienal.

La Exhibición toma lugar en una red de espacios oficiales con horarios fijos constantes; locaciones asociadas con horarios eventuales; y en módulos satelitales, los cuales articulan y le otorgan visibilidad a las acciones de la Bienal, atomizadas por la ciudad, garantizando así un soporte para la interacción, convivencia y diálogo.

La 11va Bienal, más allá de la exhibición, es un proceso de investigación e intercambio alentado por un programa continuo de acciones a través de la ciudad que permiten la experiencia ecléctica de procesos relacionados con la producción del espacio.

Creemos que el desenlace de este proceso es un legado en dos formatos: un archivo —un inventario de formas contemporáneas de arquitectura— y una red articulada de acciones que promueven resultados materiales e inmateriales. La 11va Bienal constituye así una constelación de situaciones que privilegian la experiencia, promovidas por sus actividades, y que incita al proceso de intercambio de conocimiento y experiencias entre los habitantes de la ciudad.

Vivimos en una era de transformación. En este context, la arquitectura busca otras maneras de colaborar y coexistir, acercando maneras de hacer y ser, expandiendo su campo de acción.