El escritor británico de origen japonés,  Kazuo Ishiguro, ha sido nombrado el ganador del Premio Nobel de Literatura 2017, según informan hoy distintos medios. La academia sueca ha valorado sus novelas con “gran fuerza emocional”, que “develan el abismo que yace bajo nuestra ilusoria sensación de estar conectados con el mundo”.

Entre la lista de los autores nombrados como favoritos, se incluyeron Margaret Atwood, Ngugi Wa Thiong’ y Haruki Murakami, por lo que el nombre de Ishiguro fue arrojado casi sorpresivamente. Por otro lado, según reportan distintos medios, esta vuelta a la prosa es un retorno a un territorio familiar para el Nobel, tras la controversial elección del cantautor Bob Dylan en 2016. Con un repertorio como The Remains of the Day (Los restos del día), y Never Let Me Go (Nunca me abandones), la pluma de Ishiguro tiene la impronta de una cuidadosa expresión, independientemente de los eventos que ocurran narrativamente, compartió la Academia.

Por otro lado, algunos miembros de la comunidad literaria ya han expresado su descontento con la selección, pues algunos la sienten bastante floja, tal como expresó Hari Kunzru, según reporta el diario The Guardian: “Se percibe un Nobel poco convincente, casi como cuando premiaron a Obama por no ser Bush”.

Ishiguro nació en 1954 en la ciudad de Nagasaki y vivió en Japón hasta los cinco años, puesto que se trasladó con su familia al Reino Unido, donde su padre se empleó como oceanógrafo. Con un perfil de Filología Inglesa y Filosofía en la Universidad de Kent, se enroló en un curso de escritura creativa ofrecido por la Universidad de East Anglia, en el marco del cual empezó a publicar sus primeros cuentos.

Su Opera Prima, A Pale View of Hills (Pálida luz en las colinas) publicada en 1982, le hice merecedor del premio Winifred Holtby Memorial, más fue hasta 1988, con The Remains of the Day (Los restos del día), que logró consolidarse tras ganar el Booker Price.

La dotación del Premio Nobel aumentó a 9 millones de coronas suecas (1.1 millones de dólares) después de los cambios en el monto de sus distinciones, por primera vez, en cinco años.

// Medios