WPP2014

 

Por Gian Carlo Tinoco

 

El Museo Franz Mayer presenta la edición 57 del World Press Photo, una exhibición fotográfica que muestras las 130 imágenes ganadoras del 2013 que muestran los eventos más destacados de ese año.

Casi 6 mil fotógrafos de 132 países registraron 98 mil imágenes de noticias, documentales, deportes, conflictos bélicos, fauna, fenómenos naturales y muchas otras categorías de las cuales se eligieron las que componen esta exhibición.

Gary Knight, presidente del jurado, cuenta que el proceso fue extremadamente difícil, puesto que eran muchas las fotografías. La organización para la selección fue un proceso extenuante, ordenándose por jerarquías de temas y tratando de ser lo más imparcial posible, ya que una vez elegida la imagen, debían considerar todos los elementos que la rodean para poder ejercer un mejor juicio. “¿Vale la pena premiar un tema si la fotografía no es buena?, ¿debería ganar si está tan bien fotografiado como otro tema que algunos miembros del jurado consideran menos importante?, ¿cómo comparar el abuso de los derechos humanos a un individuo con un acontecimiento que ocurre a un grupo de personas?, ¿es más importante el desacato civil en Europa que lo que ocurre en una pequeña población del sudeste asiático que sufre de mareas altas?”; fueron algunas de las preguntas que se hicieron los miembros del jurado en el proceso de deliberación. “Si uno empieza a repartir premios por temas, se entra en un complejo problema moral y filosófico con menos posibilidades de éxito que si sencillamente se valora la fotografía bien hecha, que es lo único que buscamos hacer” explica Knight.

Knight comenta que se juzgó la fotografía de los temas y acontecimientos, y no los acontecimientos y los temas en sí. Su decisión determinante fue que la competencia entre la gestión editorial y los medios que publican las fotos y los fotógrafos que las toman, no era el privilegio del jurando de un concurso.

Se premió a los fotógrafos que consiguieron representar lo que ellos pensaban que sería importante para las comunidades que fotografiaron, de la manera más hábil y eficaz, dejando de lado la parcialidad, el prejuicio o un intento de ser diferente.

El trabajo se valoró de acuerdo a la estética y el periodismo, así como el poder de la fotografía para captar la atención del espectador más allá de un instante. Imágenes que inician un diálogo con el espectador en vez de terminarlo, que permiten pensar en el sujeto de la foto y no el fotógrafo que la hizo, que están lejos de referencias históricas y de estereotipos.

Algunas de las imágenes son del estilo del fotoperiodismo clásico, hechas con carácter y fuerza, pero hay otras que van más allá de los cánones establecidos por la fotografía basada en la prensa. “Es posible que esta colección de imágenes ganadoras sea considerada una de las series fotográficas mejor seleccionadas de la historia de los premios de World Press Photo” concluye Knight.

El ganador del primer lugar fue John Stanmayer con una fotografía que muestra un grupo de inmigrantes africanos en medio de la noche, levantando su celular hacia el cielo, tratando de captar la señal del país vecino Somalia. El mexicano Christopher Vanegas obtuvo el tercer puesto con una imagen de dos cadáveres envueltos en sábanas, colgados de un puente, y otros en el suelo, rodeados de policías.

 

La exposición estará hasta el 28 de septiembre

Museo Franz Mayer

Hidalgo 45, Centro Histórico

$45 general