Por Gian Carlo Tinoco

 

En un desfile de imágenes con tintes místicos, Javier Hinojosa presenta la exposición Guardianes del México Antiguo, exhibición que reúne más de 100 fotografías en blanco y negro donde se muestran los vestigios de las grandes civilizaciones que forjaron nuestro país.

Lugares como Michoacán, Jalisco, Nayarit, Guanajuato, Zacatecas, Chihuahua, Oaxaca, Veracruz y el Altiplano, pero sobre todo Yucatán, son algunos de los lugares que Hinojosa visitó para captar con su lente el paso del tiempo sobre la arquitectura de nuestros antepasados.

A lo largo de 20 años el fotógrafo atrapó imágenes de los restos de nuestra herencia cultural; lugares de recreación y habitacionales, pirámides, templos y espacios ceremoniales son enmarcados para recordarnos que si bien nuestros ancestros se han ido, su huella no. Fotografías de alto contraste y alta resolución con un tratamiento impecable al estilo de la vieja escuela, muestran la nostalgia del autor incluso antes de que mire a través de la cámara, en palabras del propio Javier Hinojosa: “La fotografía en blanco y negro la trato de comparar siempre con la literatura; el blanco y negro es una visión más poética de la realidad, más sensible; rompe con esta visión postelera, es una interpretación más íntima”.

Amplias planicies alfombradas con pasto intentan explicarle a la imaginación aquellos tiempos en que la simetría de los edificios tenía un significado mágico, ahora casi extinto.

Mientras la flora silvestre se apodera del lugar centímetro a centímetro, las ruinas vistas a la distancia dan una idea de la forma original de los edificios, y no se puede evitar imaginarse a los pobladores originales entrando y saliendo de las imponentes fachadas de piedras volcánicas que ahora muestran el implacable paso del tiempo. A pesar de ser en blanco y negro, se puede percibir en las imágenes un destello ocre en los edificios que coexisten con el entorno natural.

El autor recorrió alrededor de 50 distintas zonas arqueológicas a lo largo y ancho del país, siempre con un mismo propósito: documentar los sitios que la memoria colectiva ha ido olvidando poco a poco y reunirlos como una visión representativa de las zonas arqueológicas que nos identifican como nación. Esta exhibición es una parte de otras como Mayas por ejemplo. Espacios de la Memoria reúne de manera más integral el trabajo del fotógrafo, documentando las estructuras desarrolladas en la era prehispánica.

De las más de 100 fotografías exhibidas, 70 de ellas están hechas en paladio- platino, técnica artesanal utilizada en el siglo XIX y que las convierte en piezas únicas. En el resto se emplean distintas formas de impresión, incluidas las digitales.

Javier Hinojosa ha expuesto individualmente en distintos países de América Latina y Europa, Estados Unidos, Canadá, China, Egipto, India, Indonesia y Nueva Zelanda. Realizó estudios de cinematografía en el Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la Universidad Nacional Autónoma de México y se tituló en Enseñanza Artística en Artes Plásticas por el Instituto Nacional de Bellas Artes. Fue maestro durante 9 años en la escuela de diseño del INBA y ha impartido cursos, diplomados y talleres en distintas universidades y centros culturales del país.

Entre sus publicaciones destaca la serie de libros Espacios de la Memoria, que ilustra su visión del México antiguo, una ventana al pasado mexicano donde descubre detalles observados meticulosamente y que muestra el diálogo entre la naturaleza y los restos de una gran civilización que ahora solo vive en el recuerdo.

 

La exposición Guardianes del México Antiguo esta abierta hasta octubre.

 

Museo Archivo de la Fotografía

Guatemala 34, Centro Histórico, Ciudad de México.

Entrada libre.

Tel: 2616 7057, 2616 6975