Siempre he percibido el tiempo como un lapso minúsculo en una eternidad y tengo una obsesión con no desperdiciarlo. Mis preocupaciones se resumen a tópicos literarios como Carpe diem o Cogito virgo rosas. Aprovechar el tiempo.